Croquetas de fideos y queso

Original y exquisita receta de croquetas caseras, rellenas de pasta cocida en caldo de sopa y mezclada con un cremoso queso de torta. ¡Espectacular!

Receta de croquetas de fideos y queso

Ingredientes para preparar croquetas de fideos y queso

  • 150 gr. de mantequilla
  • 200 ml. de aceite de oliva
  • 1 y 1/2 l. de leche
  • 100 ml. de caldo de pollo
  • 180 gr. de harina de trigo
  • 75 gr. de fideos gordos
  • 70 gr. de queso torta
  • 1 huevo M
  • Pan rallado
  • Pimienta
  • Sal

¿Cómo preparar croquetas de fideos y queso?

  • Empezamos por hacer la bechamel. Para ello, vamos a derretir la mantequilla en una sartén de tamaño grande.
  • Cuando esté lista, empezamos a echar la harina lentamente mientras no paramos de remover para que la harina se cocine bien y adquiera un ligero color tostado.
  • En ese momento, comenzamos a echar la leche caliente, sin parar de remover al mismo tiempo que se aplastan los grumos con una cuchara, hasta conseguir una masa uniforme y espesa.
  • Ahora, hay que condimentar con la pimienta y sal al gusto. Se mezcla todo y una vez hecha la bechamel, hay que dejarla enfriar hasta que se vuelva manejable.
  • Paralelamente, hay que cocer los fideos con la cantidad indicada de caldo de pollo, para que cuando la pasta esté lista, el caldo se haya consumido totalmente.
  • Sobre los fideos calientes y sin caldo (si es necesario, habría que escurrirlos), echar el queso y remover para que se funda y se cree una pasta.
  • Luego, juntar la mezcla con la salsa bechamel, y mezclar muy bien.
  • Ya tendríamos preparada la masa de las croquetas de fideos con queso. Ahora sólo nos queda hacer las bolas, rebozarlas por huevo batido y por pan rallado, y freírlas en el aceite caliente.
  • Una vez fritas, os recomiendo dejar las croquetas de fideos y queso sobre papel absorbente para que eliminen el exceso de grasa. Servir calientes.
  • Foto y fuente: Cocina.es
Nota del autor:

Estas croquetas de fideos con queso se pueden hacer de muchos tamaños, aunque yo os recomiendo hacerlas más bien grandes. Si queréis, podéis hacerlas de un tamaño reducido para servirlas a modo de tapa o ración.

Si quieres congelar todas o parte de las croquetas, lo puedes hacer una vez esté rebozadas.